La historia del “Maestro Iván Molina”

20160329_174000

20160329_174000

Iván De la Cruz Molina Bustos, el “Maestro Molina”, nació en Concepción hace 74 años, viviendo en la capital del Bío Bío los primeros cinco años de vida, ya que a esa edad, por temas laborales de su padre, se fueron a vivir a la comuna de Mulchén.

En esa ciudad comenzó desde pequeño en el oficio de “Canillita”, repartiendo el periódico “El Ideal”. También en su niñez ofició de lustrabotas en una esquina de la plaza de armas de Mulchén.

A los 13 años, sus padres se trasladaron a vivir a la ciudad de Renaico y luego de hacer el Servicio Militar, sin conocer Santiago, hizo maletas y se fue en busca de mejores horizontes: “Preguntando y preguntando, llegué a la Radio Portales a conversar con el locutor de la emisora, Patricio Moreira, a quien escuchaba en el sur. Él pasó unos avisos y luego llegaron algunas personas y me fui a trabajar con unos españoles”, relata don Iván.

Luego incursionó en el ámbito de la construcción. Fue ahí donde entró a trabajar a la empresa Mario Millán, firma que lo trajo hasta Collipulli cuando construyeron el puente Malleco, en el año 1968, regresando luego a la capital.

En sus incursiones deportivas de juventud, perteneció durante 12 años a un club de boxeo en la comuna de Peñalolén, participando en una gran cantidad de peleas, con muchos triunfos sobre el cuadrilátero, lo cual recuerda como una tremenda experiencia de vida en la capital.

Llega a vivir definitivamente a Collipulli el año 1981 y se dedica a trabajar en “pololitos” relacionados con la construcción, llegando a realizar trabajos como contratista de obras, hasta que, luego de quedar viudo, hace 12 años, opta por la mueblería, especializándose de a poco en tapicería y barnizado, oficio que ejerce actualmente, pese a sus complicaciones de salud.

El maestro Molina prepara los distintos tonos de barniz, ya que compra la materia prima y los prepara a pedido del cliente, atendiendo clientes de distintas comunas de la zona que llegan hasta su taller por trabajos de tapizado o barnizado. Fabrica comedores de distintos tamaños y modelos, juegos de living y una variedad de muebles que hace a requerimiento del cliente.

Iván Molina Bustos, tiene su taller en casa y debe lidiar a diario con una artrosis en ambas rodillas, enfermedad que padece desde hace varios años. Pero nada ha sido impedimento para que siga ejerciendo su trabajo día tras día. Se moviliza a paso lento, apoyado por sus bastones, pero nunca pierde la alegría y buen humor cuando conversa con algún cliente o cuando entabla conversación con algún conocido en la calle.

Contacto Maestro Iván Molina, Cel. 977511155.